Las casas modulares de madera se basan en un sistema de construcción por módulos. Por tanto, permiten ser fabricadas, equipadas y rematadas en nuestras instalaciones.

Una vez construidos los módulos que formaran la casa, son transportados hasta el terreno en el que se va a instalar, donde se ensamblan perfectamente, quedando listas para ser habitadas en el mismo día.

El adjetivo móvil hace referencia a que algo puede moverse, que no tiene estabilidad o lugar y cambiar de ubicación cuando el dueño quiera. El carácter de bien mueble es notorio, no sólo por la propia denominación, sino porque la característica básica más destacada es que se pueden transportar de un lugar a otro sin menoscabo alguno. De esta forma, estas casas modulares no se rigen por la legislación que hace referencia a la instalación de bienes inmuebles (Ley del Suelo).

Los construimos en medidas adaptadas a cada obra sin pasar de 7.50 x 2.50 mts para que su equipamiento, transporte e instalación sea más ágil y versátil.

Cada modulo va montado sobre un chasis de acero soldado, sin escatimar grosores ni elementos tal que la estructura que diseñamos dote de rigidez necesaria en su traslado y posterior asentamiento sin que sean necesarios los cimientos de hormigón de las obras convencionales.

Sobre este chasis instalamos el suelo, los muros exteriores y paredes interiores mediante encajes, tornillería, sikas …reforzando el perímetro con columnas, cerrando todo con un entramado de vigas para la instalación del tejado. Esta forma de construcción hacen que la estructura de nuestros módulos sea estable e indeformable, permitiendo añadir módulos a la construcción original.

Casas de madera
Casas de madera
Casas de madera